¿Cómo vencer el miedo al volante?

0
4

Al automóvil no se le puede llamar un transporte seguro, por lo que no es sorprendente que muchos conductores novatos teman a conducir. Como regla general, el miedo a los automóviles es más susceptible en las mujeres, porque tienen mayor sentido de autopreservación y responsabilidad por los pasajeros. Las causas del trastorno de pánico en el volante son muchas: tener miedo de atropellar a alguien, o tener en un accidente, o aparecer en un atasco. Cualesquiera que sean los orígenes de tu fobia, como cualquier otra, puede ser vencida.

Instrucciones:

1

Con tus miedos, puedes y debes luchar, de lo contrario se acumulan e intensifican, lo que conlleva a un estado de estrés. Una persona que se enfrenta a sus fobias está constantemente en un estado tenso, poniéndote nervioso y agresivo. Ponte una meta para vencer este miedo. La mejor manera de deshacerse del miedo es mirarlo a la cara, por lo que practicar conducir es lo único que realmente puede ayudar contra nuestro miedo al volante.

2

Primero, viaje solo con un conductor experimentado en el asiento co-piloto. Puede ser un hermano, un padre o un amigo. Pero debería ser solo un asistente, y nunca un instructor crítico nervioso. Su objetivo — apoyarte moralmente y, si es necesario, dar consejos, alabar y respaldar, no tiene que darte explicaciones de cómo conducir. Debes aprender a controlar la carretera y tomar decisiones o desarrollar rápidamente un reflejo de responder a las exigencias de la carretera. Tan pronto, como te sientes que durante el viaje con un compañero el miedo retrocede, procede al siguiente paso.

3

Comienza a conducir solo. Siéntate en el volante cada vez que necesites hacer un pequeño recado, incluso a comprar pan. Al principio, no hagas viajes largos a los pueblos por toda la ciudad, es mejor viajar menos, pero con mayor frecuencia. Elije rutas conocidas, y cámbialas gradualmente.

4

Cada vez que cojas el coche, usa la herramienta de visualización. Siéntate detrás del volante e imagina que eres conductor Formula1 en la carretera, adelantando hábilmente a otros automóviles. Piensa en las situaciones durante el trayecto que es lo que más temes. Tal ejercicio se puede hacer varias veces durante el día. Si te imaginas a ti mismo como un maestro de la conducción, pronto te convertirás en uno.

5

Se dice que el primer auto para un principiante debe ser viejo y desgastado, porque no da pena estropearlo. Pero todos olvidan que el automóvil debe ser amado, para que pueda sentirse cómodo y relajado en él. Por lo tanto, es deseable tener un coche nuevo y hermoso. Pero si esto no es posible, arregle siempre el espacio interior con amor. Este es tu territorio personal, y debes cuidarlo como tu casa. Deja que sea limpio y acogedor. Verifica el botiquín de primeros auxilios, asegúrate de que tenga todo lo que necesita. Mantén gafas de repuesto en la guantera si tiene problemas de vista.

6

Según los psicólogos, el miedo a conducir se debe a la baja autoestima. Para mejorarlo, establece pequeños objetivos y alcanzarlos. Por ejemplo, conducir solo en la ruta habitual, que a menudo viajabas con tu co-piloto. Las pequeñas victorias te permitirán creer en ti mismo, y así, al volante te sentirás más seguro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio utiliza Akismet para combatir el spam.. Aprenda cómo se procesan los datos de sus comentarios..